A la cárcel secuestradores de empresario caleño

Un juez envió a la cárcel a dos hombres capturados en el operativo que permitió la libertad de un comerciante caleño secuestrado en el norte del departamento de Cauca.

Secuestradores de empresario caleño Harold Bermudez Ayala

Recibe las noticias de énfasis por WhatsApp

Un juez de control de garantías acogió la petición de la Fiscalía General de la Nación e impuso medida de aseguramiento en contra de Marino Camayo, alias Cacha y Eminson Dizo, por el secuestro del empresario del chance, Harold Humberto Bermúdez Ayala, ocurrido hace dos meses en el municipio de Santander de Quilichao (Cauca).

Los hoy imputados fueron capturados en flagrancia, el 22 de octubre pasado, por investigadores del CTI Seccional Cauca, con apoyo del Ejército Nacional.

Las capturas se llevaron  cabo durante una diligencia de allanamiento y registro, ordenada por un fiscal especializado del Cauca, en una vivienda ubicada en la vereda Las Delicias, jurisdicción del municipio de Buenos Aires, en ese mismo departamento.

En dicho operativo fue rescatado Bermúdez Ayala, quien había sido secuestrado el 4 de septiembre pasado cuando practicaba  ciclismo en inmediaciones de una glorieta ubicada a 1 kilómetro del municipio de Santander de Quilichao, norte del Cauca.

#CaucaAsí fue el rescate en Buenos Aires Cauca del empresario de apuestas caleño Harold Humberto Ayala quien había sido secuestrado a inicios de septiembre en Santander de Quilichao.Los captores exigían 3 mil millones de pesos por su liberación. Durante el operativo fueron capturadas 2 personas y se incautaron armas de fuego, munición y una granada de fragmentación.📲Recibe noticias por WhatsApphttps://wa.me/573235904870

Posted by Énfasis.co on Tuesday, October 22, 2019

Según la Fiscalía, hombres armados que se movilizaban en una camioneta secuestraron a Bermúdez Ayala por cuya liberación exigían 3.000 millones de pesos.

Durante el operativo de rescate también fueron incautadas tres armas de fuego 9 mm, una granada de fragmentación IM 26, un teléfono celular y munición de diferente calibre.

En las audiencias preliminares, la Fiscalía formuló cargos a Camayo y Dizo por los delitos de cincierto para delinquir agravado; secuestro extorsivo agravado; tortura;  fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, municiones y explosivos de uso personal y de uso privativo de las Fuerzas Militares.

Por determinación del juez los dos imputados deben cumplir la medida de aseguramiento en un centro penitenciario.